Estamos aquí para hacer presencia

Estamos aquí para hacer presencia. El día que nos tocaba visitar Tarso no íbamos muy convencidos... pero nos llevamos una gran sorpresa. 

...porque nos habían dicho que no valía la pena ir, pues era muy lejos y no había ningún monumento. Llegamos y estaba una monjita esperándonos en lo que parecía ser una iglesia.

Estaba ansiosa por tomarnos fotos y le preguntamos que cuántos cristianos había en esa ciudad: "Ninguno", nos contestó en italiano. Sólo son ella y sus 2 compañeras monjitas en toda la ciudad. Cuando le preguntamos que por qué estaban ahí si no había cristianos, nos contestó: "Estamos aquí para hacer presencia.

No hacemos nada especial, "SOMOS"; nuestro apostolado es SER, no hacer. Somos presencia de Cristo en esta tierra tan querida para nuestra Iglesia y si nos vamos se va también la luz de Cristo, por eso estamos aquí, para mantener el sagrario siempre encendido.