El santuario de Kalwaria Zebrzydowska

El santuario se compone de una basílica barroca dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles, un convento de los Frailes Menores, y una serie de capillas, manieristas y barrocas distribuidas a lo largo de seis kilómetros en forma de víacrucis dedicadas a la Pasión de Jesús y a la vida de la Virgen.

“La primera forma, la más antigua, está ligada a las visitas durante la infancia a la imagen de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en la iglesia parroquial de Wadowice, está ligada a la tradición del escapulario del Carmen, particularmente elocuente y rica en simbolismo, que conocí desde la juventud por medio del convento de carmelitas que se halla "sobre la colina" de mi ciudad natal. Está ligada, además, a la tradición de las peregrinaciones al santuario de Kalwaria Zebrzydowska, uno de esos lugares que atraen a multitudes de peregrinos, especialmente del sur de Polonia y de más allá de los Cárpatos. Este santuario regional tiene una particularidad, la de ser no solamente mariano, sino también profundamente cristocéntrico. Y los peregrinos que llegan allí, durante su primera jornada junto al santuario de Kalwaria, practican antes que nada los "senderos", que son un Viacrucis en el que el hombre encuentra su sitio junto a Cristo por medio de María. La Crucifixión, que es también el punto topográficamente más alto, domina los alrededores del santuario. La solemne procesión mariana, que tiene lugar antes de la fiesta de la Asunción, no es sino la expresión de la fe del pueblo cristiano en la especial participación de la Madre de Dios en la Resurrección y en la Gloria de su propio Hijo”.

“Desde los primerísimos años, mi devoción mariana estuvo relacionada estrechamente con la dimensión cristológica. En esta dirección me iba educando el santuario de Kalwaria“ . (Juan Pablo II, Cruzando el Umbral de la Esperanza)

En 1999, el santuario de la Pasión y de la Virgen de Kalwaria Zebrzydowskafue inscrito en la UNESCO en la lista del Patrimonio de la Humanidad.