Santuario de la Divina Misericordia

Es el lugar donde se propaga el mensaje de la Misericordia.

El día 7 de junio de 1977, el Papa Juan Pablo II visitó el conjunto de edificios del convento de la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia en Cracovia, cerrado para las personas de fuera hasta la II guerra mundial, sirvió solamente a las hermanas y sus alumnas. 

Hoy en día se encuentra allí el santuario de la Divina Misericordia con la conocida imagen milagrosa de Jesús Misericordioso y las reliquias de la Santa Maria Faustina Kowalska. A este lugar llegan numerosas peregrinaciones de muchos países del mundo. Es el lugar donde se propaga el mensaje de la Misericordia, ora por la misericordia de Dios para el mundo, practica misericordia a las personas que necesitan ayuda moral y también es el lugar de formación de lo apóstoles de la Divina Misericordia. 

El convento de la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia de Cracovia-Łagiewnikach tiene su origen en la fundación del príncipe Aleksander Lubomirski que dejó al cardenal Albin Dunajewski un cuantioso legado para fines benéficos. En 1889, de ese fondo fueron compradas más de diez hectáreas de tierra en £agiewniki cerca de Cracovia y después construido un centro educativo para muchachas marginadas, la capilla y el convento de la Congregación de la Madre de Dios de la Misericordia.

Todo el terreno fue vallado y se le puso el nombre de Józefów en honor a San José, porque, según las hermanas, gracias a la intercesión de este santo, recibieron los fondos necesarios para llevar a cabo su actividad apostólica.

El 20 de agosto de 1891 el cardenal Albin Dunajewski bendijo la capilla bajo la advocación de San José y el ala mayor del edificio destinado a la Casa de Caridad para muchachas y mujeres que deseaban un profundo cambio moral. Las hermanas llevaban a cabo en ella el trabajo educativo que desde un principio se basaba en respetar la dignidad humana, cultivar los valores cristianos y, ante todo, despertar la confianza en Dios rico en misericordia. Preparaban también para el trabajo profesional y una vida independiente y digna en la sociedad.


El trabajo tenía un importante papel en el proceso educativo siendo, a la vez, una fuente de mantenimiento de las hermanas y las muchachas. En la Casa de Caridad de Lagiewniki había un taller de bordado, tejidos encuadernación, una lavandería. Las hermanas enseñaban faenas hortícolas y las del campo. Gracias a esto las antiguas magdalenas volvían a una vida digna entre la sociedad.

El trabajo educativo en forma de una asistencia completa que se prestaba a muchachas y mujeres que deseaban una profunda renovación moral fue desarrollado desde la fundación del convento hasta 1962 cuando las autoridades estatales le quitaron a la Congregación el centro educativo y una gran parte del terreno, dejándole apenas un ala de las edificaciones del convento, la capilla, una parte del jardín y el cementerio.

Unos años después (en 1969) las hermanas inauguraron en el convento un centro de ayuda para la juventud no adaptada a la sociedad, que funcionó hasta 1991.

En 1989 las autoridades estatales devolvieron a la Congregación el centro educativo para jóvenes y cuenta con un internado y tres escuelas secundarias: un liceo y dos escuelas profesionales para muchachas entre 15 y 18 años que estudian allí para peluqueras y cocineras y que necesitan ayuda y cambio moral.

Desde 1893, o sea desde casi el primer momento de su fundación, el convento de Cracovia- Lagirwniki alberga el noviciado de la Congregación que, sin contar un breve intervalo, existe hasta ahora. Es aquí donde durante dos años de formación, las nuevas generaciones de hermanas se preparan para la vida consagrada y para llevar a cabo su actividad apostólica.