Cafarnaún

La ciudad de Cafarnaún (también KAPERNAUM) significa “villa de Nahum” o “consolación”.

Es frecuentemente mencionada en los Evangelios: cuando Jesús fue rechazado por los nazarenos; la hizo Su nueva morada (Mateo 4:13; Lucas 4:31; Juan 2:12); eligió sus primeros discípulos: Pedro, Andrés, Santiago, Juan y Mateo (Mateo 4:18, 21; 9:9; Marcos 1:16); curó ahí al siervo del centurión; a la suegra de Pedro, a un paralítico y a un endemoniado; a la hemorroísa ; fue ahí también en donde trajo nuevamente a la vida a la hija de Jairo y donde pronunció numerosos discursos, especialmente uno concerniente a la Institución de la Eucaristía.(Juan 6). Sin embargo, los habitantes, a instigación de los fariseos, rompieron con El, y al dejar la ciudad, Jesús la maldijo (Mateo 11:23).

Bajo Constantino el Grande, el Conde José, un judío convertido, construyó ahí una iglesia que los peregrinos conocieron como “Pseudo-Antonina”, visitada en el s. VI. . Desde entonces, la ciudad no ha sido mencionada. En ella, pueden admirarse espléndidas ruinas en el lugar, mayormente las de una magnífica sinagoga de 72 pies de largo por 54 de ancho y las ruinas de la casa de Pedro sobre la que se ha construido una moderna Iglesia. En un pequeño convento, residen algunos franciscanos para la recepción de peregrinos.