Antioquía

 

La ciudad de Antioquía (hoy en turco Antakya) cuenta con 145.000 habitantes. Situada en el margen oriental del río Orontes, fue fundada a finales del siglo IV a. C. por Seleuco I Nikátor como capital de su imperio en Siria.

Seleuco I había servido como general con Alejandro Magno y el nombre de Antiochus era frecuente entre miembros de su familia.

Antioquía ocupa un importante lugar en la historia del cristianismo. Fue en esta ciudad donde san Pablo predicó su primer sermón cristiano en una sinagoga y donde los seguidores de Jesús fueron llamados cristianos por primera vez (Hechos de los Apóstoles 11,26). Al expandirse el cristianismo, Antioquía fue una de las sedes de los cuatro patriarcados originales, junto con Jerusalén, Alejandría y Roma.

Antioquía fue llamada la Reina de Oriente, situada sobre el camino entre Oriente y Occidente y como tal un importante centro de comercio. Por muchos siglos fue una de las principales ciudades del Imperio Romano, con una población de medio millón de habitantes. El emperador Aureliano erigió varias estructuras públicas monumentales y luego Constancio II construyó una catedral octogonal, la cual fue destruida en un terremoto en el año 526.


Los persas conquistaron la ciudad en el 540. Los bizantinos recuperaronAntioquía, pero finalmente sucumbió ante los musulmanes en el 636. La ciudad permaneció bajo control árabe hasta 969, cuando fue recuperada por el emperador bizantino Nicéforo II Focas. La ciudad cayó nuevamente en 1085, esta vez a manos de los turcos selyúcidas.

Treinta años después fue conquistada por los cruzados durante la Primera Cruzada y se convirtió en capital del Principado de Antioquía. La mayor parte de los siglos XII y XIII estuvo bajo los cruzados, hasta que fue tomada por el sultán mameluco Baibars en 1268. Éste destruyó la ciudad a tal punto que nunca más volvió a ser una ciudad importante.